Todo para Emprender                 Todo para PYMEs                 Todo para iniciar tu Empresa                 Todo para iniciar tu Idea                 Todo para iniciar tu Proyecto
Inicio Eventos Videos Blogs Twitter de Emprendaria
Twitter
Facebook de Emprendaria
Facebook
              
Biografías   \\


Boletín Emprendaria
Suscríbete a nuestro boletín completamente gratis y se un líder actualizado

(Correo electrónico)

Blog
Lo que NO se debe hacer

Un auto Renault (Parte 1)

Blog
De cero a millones

Cuatro leyes de los negocios a considerar para enfrentar la crisis

Blog
La pluma del Emprendario

El sentido del timing

Twitter de Emprendaria
Síguenos momento a momento

Thomas Watson y Thomas Watson Jr

La impresionante historia de este padre e hijo y el surgimiento de las computadoras personales


por: Redacción de Emprendaria *

Thomas Watson (1874 - 1956) nació en Campbell, Nueva York en una familia humilde. Su educación formal se restringió a un curso en la Elmira School of Commerce.

 

Su carrera empezó de forma poco prometedora a los 18 años como librero, a $6 por semana. Más tarde se dedicó a la venta de máquinas de costura e instrumentos musicales Wheeler & Wilcox de forma itinerante, y aprendiendo sus técnicas de vendedor. También aprendió mucho de sus jefes, al enterarse de que otros vendedores ambulantes cobraban una comisión por venta, mientras que él no. Al final le despidieron porque confesó que le habían robado una máquina de coser que llevaba a caballo.

 

Después de un tiempo de pobreza, sin dinero ni trabajo, colaboró con C.B. Barron, un "experto" hombre de negocios, vendiendo acciones en una compañía de préstamos (Northern New York State Building and Loan Association). Barron resultó ser un estafador que un día desapareció con todo el dinero sin dejar rastro, y por ello Watson fue despedido.

 

Entonces probó a montar una carnicería en Buffalo, pero le fue mal y se vio obligado a venderla junto con toda su maquinaria. Entre las máquinas se encontraba una caja registradora de la National Cash Register Company. Cuando Watson fue a la NCR a transferir la propiedad al nuevo propietario de la carnicería, conoció a John Range, quien le ofreció un trabajo en la empresa y le formó como vendedor.

 

Fue a partir del 1895, cuando entró en la National Cash Register Company, cuando su futuro empezó a tomar forma. No tardó mucho en ascender hasta el puesto de director general de ventas. Más tarde tuvo problemas con la justicia y recibió denuncias por prácticas anticompetitivas, como vender máquinas registradoras defectuosas. Fue condenado a 1 año de cárcel, pero después perdonado por haber ayudado a las víctimas de una inundación que hubo en Dayton (Ohio) en 1913.

 

Se casó con Jeanette M. Kittredge el 17 de abril de 1913, con quien tuvo dos hijos y dos hijas.

 

En 1948, Thomas Watson utilizó su posición privilegiada en el consejo de administración de la Universidad de Columbia (al que había entrado en 1937) para levantar a Dwigth D. Eisenhower hasta su presidencia (cargo que ocuparía hasta 1953, año en que se convirtió en presidente de los EEUU).

 

Falleció el 19 de junio de 1956, de un ataque al corazón (igual que Herman Hollerith), siendo una de las personas más ricas de su tiempo, y considerado como uno de los mejores hombres de negocios del mundo.

 

 

 

Thomas J. Watson Jr (1914 - 1993) - El hijo mayor de Watson y fue quien en 1956 tomó el poder de IBM.

 

Sufría una dislexia que le impedía leer y escribir correctamente, y por eso le costó seguir sus estudios. La Brown University le aceptó para estudiar economía sólo como un favor a su padre.

 

Watson Jr. entró como vendedor en IBM, aunque con poco interés por este trabajo. Prefirió hacer de piloto durante la 2a Guerra Mundial (1939-1945) ya que le era fácil y aprovechaba sus habilidades. Al final, un general para quien trabajaba le recomendó seguir los pasos de su padre en IBM.

 

En 1956 (cuando muere Thomas Watson Sr) se hizo presidente de IBM, y cambió la estrategia de la empresa: en vez de dedicarse a las máquinas tabuladoras, contrató a muchos ingenieros eléctricos para hacer grandes ordenadores (mainframes). En los 60 supervisó el proyecto IBM System/360, que era un riesgo para la empresa ya que sería incompatible con sus productos anteriores. Sin embargo, fueron bien recibidos, y Thomas J. Watson Jr también fue condecorado por sus hazañas.

 

Trabajo en la NCR

 

La NCR ejercía un claro monopolio de un mercado, el de las cajas registradoras, que no dejaba de crecer. La competencia era escasa y prácticamente se reducía a la venta de máquinas NCR de segunda mano. El presidente de la compañía, '''John Patterson''', no podía soportar que otros se enriquecieran a costa de un negocio que él consideraba suyo y sólo suyo. Decidió hacer pagar a la competencia cara su osadía: fundó una organización ficticia dedicada a la venta de máquinas registradoras cuyo único objetivo sería el de arruinar a la competencia. Puso a su cargo a Thomas Watson. No dudó Watson, para tal finalidad, en aprovechar el poderío de la NCR para recomprar sus máquinas usadas e incluso las originales de la competencia a un precio superior al que después las revendían. La esperanza de vida de estas máquinas era sospechosamente reducida y, tan pronto como dejaban de funcionar, un vendedor de la NCR visitaba al desdichado comprador para ofrecerle una máquina nueva. El éxito de la operación fue rotundo.

 

Lógicamente, los movimientos de la NCR acabaron llamando la atención del gobierno federal. 30 de los altos cargos de la compañía, incluyendo al presidente y a Thomas Watson, fueron condenados a un año de prisión y a una multa de $5000 por prácticas monopolísticas. No obstante, probablemente debido a la presión popular a favor de la compañía (que había realizado un esfuerzo más que notable para paliar los daños producidos por la gran inundación de Dayton de 1913), la Corte de Apelaciones de Cincinnati revocó la condena en 1915 basándose en la omisión de material presentado por la defensa.

 

Por aquel entonces, Thomas J. Watson ya había sido promovido al segundo puesto de la empresa... para ser despedido poco después, en 1914. Con la amenaza de la prisión pendiendo aún sobre su cabeza y con una familia recién formada, se marchó a Nueva York. Allí contactó con Charles R. Flint. Éste le propuso hacerse cargo de la gestión de una de sus empresas: la Computing Tabulating Recording Company. Y aquí es donde empieza la historia de IBM.

 

Creación de IBM

Charles R. Flint había gestionado en 1911 la fusión de 3 de sus empresas para formar la CTR: Tabulating Machine Company (la empresa fundada por Herman Hollerith), Computing Scale e International Time Recording. En 1914, su gestión se volvió complicada y por ello acudió a Thomas Watson, que entró como Director General, y se hizo Presidente en 1915.

 

En 1917, CTR entró en el mercado canadiense con el nombre International Business Machines Co., Limited. En 1924, CTR cambia su nombre a International Business Machines Corporation, y así se crea IBM.

 

Estrategia de Watson en IBM

 

Cuando Watson entró en IBM, ésta tenía menos de 400 empleados. Pero con el tiempo, y estando Watson como presidente, IBM se convirtió en una empresa muy potente; tanto que en 1952 fue denunciada por el gobierno, por monopolio. En esos tiempos, IBM controlaba más del 90% de las máquinas tabuladoras de Estados Unidos.

 

La CTR tenía una producción muy diversificada, pero Watson pronto se vio atraído por el potencial de las máquinas tabuladoras. Aunque su mayor consumidor era la Oficina de Censos, Watson tenía claro que otros grandes negocios podrían verse inclinados a explotar también las posibilidades de este producto.

 

La gestión de Watson se vio innegablemente influida por su experiencia al lado de John Patterson. La obsesión por la cultura heredada de su estancia en la NCR no tardó en empujarle a crear la fundación cultural que tan famosa haría después a IBM. Su experiencia en la NCR le enseñó, además, que un empleado feliz es un empleado leal y por ello les proporcionó unas condiciones de trabajo más que favorables. Importó también el sistema de división territorial para los vendedores así como las cuotas obligatorias de ventas e institucionalizó las primas por superarlas.

 

El resultado de la gestión de Watson fue muy positivo. Multiplicó los beneficios de la compañía y expandió sus dominios por Europa, América del Sur, África y Australia. En 1924 la CTR cambió su nombre por uno más atractivo y más indicativo de su actual actividad IBM.

 

Al llegar 1929, IBM ya poseía el 20% del mercado de las máquinas tabuladoras. La compañía no sólo logró sobrevivir al hundimiento de la bolsa sino que salió ampliamente reforzada. Gran parte del éxito se debió al buen aprovechamiento de las políticas especiales impulsadas por Roosevelt (el llamado "New deal"). El recién creado Sistema de Seguridad Social requería la tabulación del tiempo que cada empleado dedicaba a su puesto de trabajo e IBM fue la encargada de proporcionar el equipamiento necesario.

 

Otra de las personas que más influyeron en la carrera de Thomas Watson fue su antiguo colega de la NCR (y, posteriormente, uno de los más importantes ingenieros de la General Motors) Charles Kittering. Kittering infundió en Watson el respeto por la investigación y el desarrollo. Thomas Watson estaba convencido de que la I+D guiaría su negocio al éxito. Es por ello que IBM dedicó a partir de los años 30 gran parte de su esfuerzo al desarrollo de nuevas tecnologías.

 

A lo largo de su vida, Thomas Watson mostró un profundo interés por las relaciones internacionales. Trabajó codo con codo con la Cámara Internacional de Comercio y en 1937 fue elegido su presidente. Aquel mismo año, recibió de manos del canciller alemán Adolf Hitler la medalla del Águila con Estrella al mérito extranjero por los servicios prestados. Cabe destacar el papel de IBM en el abastecimiento al régimen NAZI del material necesario para realizar censos. A través de su filial alemana, la Dehomag, IBM amasó toda una fortuna con el arrendamiento de máquinas tabuladoras continuamente actualizadas y las tarjetas perforadas necesarias para guardar los datos. Sobra mencionar la importancia de esta tecnología en la aplicación de la Solución Final. Con el estallido de la Segunda Guerra Mundial en 1940, Watson decidió devolver la medalla a Hitler. A fin de cuentas, el lema de IBM "A la paz mundial por negocio mundial" no se ajustaba mucho con la actitud alemana.

 

Con la entrada de los EEUU en la guerra a raíz del ataque del 7 de diciembre del 41, IBM obtuvo beneficios millonarios con la venta de material bélico y computacional al ejército. Su plantilla se dobla y alcanza los 22.000 empleados. Dedicó un 1% de sus beneficios a crear un fondo para la ayuda a viudas y huérfanos.

 

En la década de los 40 IBM entró de lleno en el mercado de la computación de propósito general. En abril de 1944 presentó el Mark I (ideado por Howard Aiken). En los 5 años que duró su diseño la tecnología electromecánica empleada había quedado obsoleta y su velocidad de cálculo quedaba muy por debajo de las de máquinas electrónicas contemporáneas como el ENIAC. Fue utilizada por los militares para cálculo balístico y diseño naval. En 1948 IBM presentó su primera máquina electrónica: el 'SSEC.

 

Motivando a sus empleados Thomas Watson daba a los empleados de IBM unas condiciones algo especiales con tal de mantenerles felices y por tanto activos y leales.

 

Fue famoso por obligar a todo el personal de ventas a asistir a canciones sobre la grandeza de IBM; sus empleados tenían un recopilatorio con más de 100. Algunas de las mejores son "Marcha con IBM".

 

Fue en la NCR cuando Watson empezó a usar el eslógan "THINK", que luego pasó a ser característico de IBM (de aquí salieron los portátiles IBM ThinkPad, por ejemplo). Otros eslógans de IBM fueron

 

    * "Ever Onward" (Siempre avanzando)

    * "World Peace Through World Trade" (A la paz mundial por el negocio mundial)

 

Watson trataba especialmente bien a los vendedores, tal como se puede ver en sus normas sobre principios y prácticas de gestión, en el que habla de conductas éticas de un vendedor, igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, técnicas de marketing, explica el sistema de división territorial para vendedores, y el sistema de cuotas obligatorias de ventas (con premios si se superaban). A los mejores vendedores se les ascendía a cargos importantes, con lo que se conseguía un ambiente de superación. Incluso algunas canciones estaban dedicadas a estos empleados ejemplares.

 

En los 1950s, Thomas Watson ya se sentía mucho más mayor y cansado, aunque le costó dejar la compañía. Murió a los 82 años, en 1956.

 

Factor clave: invirtió en sus empleados y en investigación. Crearon la tecnología que transformó el mundo.

 

Fecha: 22-11-08



Thomas Watson




Thomas Watson Jr




Una de las Mark 1 de IBM



* La redacción es conformada por expertos en varias áreas que monitorean e investigan los temas que usted necesita.  
www.emprendaria.com  

Compartir esta nota en las redes sociales
Nosotros Contáctanos Políticas