Todo para Emprender                 Todo para PYMEs                 Todo para iniciar tu Empresa                 Todo para iniciar tu Idea                 Todo para iniciar tu Proyecto
Inicio Eventos Videos Blogs Twitter de Emprendaria
Twitter
Facebook de Emprendaria
Facebook
              
Biografías   \\


Boletín Emprendaria
Suscríbete a nuestro boletín completamente gratis y se un líder actualizado

(Correo electrónico)

Blog
Lo que NO se debe hacer

Un auto Renault (Parte 1)

Blog
De cero a millones

Cuatro leyes de los negocios a considerar para enfrentar la crisis

Blog
La pluma del Emprendario

El sentido del timing

Twitter de Emprendaria
Síguenos momento a momento

Richard Branson

Un emprendedor de riesgo completo


por: Redacción de Emprendaria *

Richard Branson (b. 1950) - Es el tercer hombre más rico de Gran Bretaña. Su compañía, Virgin, incluye líneas aéreas, bebida de cola y una empresa de vestidos de novia. Posee más de 2400 millones de dólares de fortuna, una sala de lujo privada de billar en las Islas Vírgenes (una de esas islas es de su propiedad), una mansión en Mallorca y un lujoso domicilio en Londres.

 

La historia del empresario sin estudios Richard Branson está llena de desafíos, riesgos y juego; pero no siempre conoció Branson el éxito; su cartera ha estado en varias ocasiones en números rojos, fruto de su pasión por fundar y crear nuevas compañías y empresas, que no siempre funcionaban.

 

Su abuelo fue juez del Tribunal Supremo por los años veinte, y su padre un magistrado. Eva Branson no vio complicado su deseo de que su hijo fuera Primer Ministro. Cuando Richard sólo tenía once años, su madre le retaba con desafíos desproporcionados para la edad de Branson para probar su fortaleza de carácter; en cierta ocasión, su madre le propuso recorrer ochenta kilómetros en bicicleta.

 

Pero antes, con ocho años, Richard Branson aún era incapaz de leer y escribir. Con doce años descubrieron que tenía dislexia. "En ciertas asignaturas me resultaba imposible aprender, como Francés. También era incapaz de hacer las operaciones matemáticas más básicas" Recuerda el propio Richard sobre aquella dura etapa escolar. Richard pudo superar estos problemas de forma drástica: un preparador personal le azotaba y castigaba duramente hasta que Branson terminó por memorizar cifras y datos como un ordenador. "Cuando hice un test de inteligencia, terminé por entregarlo en blanco, sin marcar ninguna respuesta; estaba totalmente en blanco. Lo peor es que si la vida dependiera de los test de inteligencia, segurísimamente, yo no habría llegado muy lejos..." Y lo dice el tercer hombre más rico de Inglaterra, condecorado con el título Sir de Inglaterra (Caballero de Inglaterra) de la mano de Isabel II por su capacidad iniciativa empresarial.

 

"¡Venga, vamos a divertirnos!" Este es el lema empresarial de Richard Branson. Y no es broma; cuando en su etapa escolar era el último de la clase debido a su problema de dislexia (que hoy en día le hace incapaz de utilizar correctamente su memoria a corto plazo) la revista "El Estudiante" que fundó cuando cursaba secundaria, fue su válvula de escape a todos sus problemas. Y no se trataba de las típicas y estúpidas revistas para jóvenes disponibles en muchos centros educativos actuales: "El Estudiante" contó con la colaboración de, entre otros, Mick Jagger, John Lennon, Vanessa Redgrave y Jean Paul Sartre. Su idea de contar con colaboraciones de famosos artistas de música y televisión se cumplió. Eso sí, el director de su escuela aseguró que Richard acabaría siendo famoso... o ingresando en la cárcel. Cuando un grupo de policías de aduanas registró varios almacenes Virgin, esa profecía de su director de escuela se cumplió: Branson pasó una noche en la cárcel por exportar discos, algo ilegal. La primera profetización de su antiguo director de escuela se cumplió... poco tiempo pasaría hasta que la segundo también se hiciera realidad...

 

Branson se dio cuenta perfectamente del gran negocio que había en la venta de discos a bajo precio. Su oferta a los lectores de "El Estudiante" había sido un éxito, y nació Virgin, una compañía de venta de discos de descuento. ¿Y el nombre de Virgin (Virgen) de dónde viene? "Muy sencillo- explica Branson- Se lo puse porque éramos totalmente vírgenes en este tipo de negocios."

 

Poco después conoció a Mike Oldfield, un melenudo músico que había sido rechazado por todas las discográficas, y que buscaba una para publicar el que sería su primer y exitoso disco Tubular Bells. Richard estaba por aquélla época pensando en dar el gran paso de dejar el negocio de la venta por correo y de discos de descuento para empezar a publicar discos bajo su propio sello Virgin. Aquella arriesgada propuesta del joven hippie Mike Oldfield le debió excitar mucho, como cuando su madre le retó a recorrer 80 kilómetros en bici cuando tenía once años. Con varios productores de Virgin, Mike y Richard plasmaron el que sería considerado poco tiempo después como uno de los mejores discos de la historia de la música: Tubular Bells. Pero Mike Oldfield aún se queja del trato recibido por su jefe: "Richard no tenía ni idea de música. Tratar de hacer publicar Tubular Bells tal y como yo lo quería era como llevar una enorme roca cuesta arriba."

 

Tubular Bells fue un exitazo; se vendieron millones de copias por todo el mundo (en la actualidad se contabilizan unas 18 millones de copias vendidas de Tubular Bells). Gracias a ello, Virgin Records despegó: Richard Branson creó 200 empresas en 22 países diferentes y tres continentes, amasando una fortuna de 2400 millones de dólares, estando involucrado en negocios de ferrocarriles, tiendas de discos, cines, cosméticos, refrescos de cola, licores... "Mi principal interés en la vida es plantearme retos aparentemente imposibles" Asegura Richard. Sin duda, no es difícil de creerle. Tras saciar su sed de crear nuevas y variadas empresas, Richard se divierte afrontando nuevos e increíbles desafíos; el aire es su otra pasión; obsesionado con ser el primer ser humano en dar la vuelta al mundo en globo, fracasó en sus numerosos intentos, pero logró ser el primero en cruzar el Océano Atlántico y el Pacífico en lancha motor y globo aerostático. Cuando inauguró su empresa de tiendas de trajes de novia, no dudó en probar uno de sus vestidos, y asistió así a al acto ante la incredulidad y sorpresa de todos los periodistas, que no dejaban de disparar sus cámaras de fotos ante la desvergonzada pinta de Richard. Más atrevido fue cuando en un anuncio televisivo apareció completamente desnudo corriendo por la playa...

 

Pero no todo son éxitos en la carrera profesional de este hombre: en 1992 se vio obligado a vender su más preciada creación: Virgin Music, para tratar de salvar de la ruina a Virgin Air, la compañía aérea que acababa de crear. En el año 2000 también tuvo que vender gran parte de Virgin Atlantic (el 49%) para tratar de salvar de la crisis a Our Price, una cadena de tiendas de discos.

 

Lo cierto es que pocos casos hay como el de Richard Branson, un personaje sin complejos, excéntrico, entusiasta de los retos y lleno de inquietudes empresariales. Cuando vendió Virgin Music a EMI confiesa que llegó a casa y se puso a llorar. Lo cierto es que no sabemos con qué nos puede sorprender Richard en el futuro.

 

Factor clave: estrategias sobre el directorio para empujar sus industrias hacia nuevos mercados y rubros.

 

Fecha: 23-11-08


Richard Branson



Los aires y el espacio es la aventura a la que más le ha apostado Richard Branson



Video

Proyecto Virgin Galactic


Un video de muestra la más grande apuesta del emprendedor británico Richard Branson, hacer del viaje galáctico un viaje común para las personas


* La redacción es conformada por expertos en varias áreas que monitorean e investigan los temas que usted necesita.  
www.emprendaria.com  

Compartir esta nota en las redes sociales
Nosotros Contáctanos Políticas