Todo para Emprender                 Todo para PYMEs                 Todo para iniciar tu Empresa                 Todo para iniciar tu Idea                 Todo para iniciar tu Proyecto
Inicio Eventos Videos Blogs Twitter de Emprendaria
Twitter
Facebook de Emprendaria
Facebook
              
Legal   \\


Boletín Emprendaria
Suscríbete a nuestro boletín completamente gratis y se un líder actualizado

(Correo electrónico)

Blog
Lo que NO se debe hacer

Un auto Renault (Parte 1)

Blog
De cero a millones

Cuatro leyes de los negocios a considerar para enfrentar la crisis

Blog
La pluma del Emprendario

El sentido del timing

Twitter de Emprendaria
Síguenos momento a momento

Que debes saber de un contrato

Antes de firmar un documentos, siempre debemos sentarnos a leer que es lo que firmamos ya que podemos caer en alguna obligación que nos perjudicara en un futuro o beneficiara depende de la situación


por: Redacción de Emprendaria *

Contrato se define como un acto jurídico bilateral o multilateral (significa que intervienen dos o más personas), que tiene por finalidad crear derechos y obligaciones. También se denomina contrato el documento que recoge las condiciones de dicho acto jurídico.

El contrato existe desde que una o varias personas consienten en obligarse, respecto de otra u otras, a dar alguna cosa o prestar algún servicio.

La función del contrato es producir efectos jurídicos.

Elementos del Contrato:

Son aquellos sin los cuales el contrato no tiene valor, o degenera en otro diferente estos son:

  • Capacidad: se subdivide en capacidad de goce (la aptitud jurídica para ser titular de derechos subjetivos) y capacidad de ejercicio (aptitud jurídica para ejercer derechos y contraer obligaciones sin representación de terceros).
  • Consentimiento: el consentimiento se manifiesta por la concurrencia de la oferta y de la aceptación sobre la cosa y la causa que han de constituir el contrato. Será nulo el consentimiento prestado por error, violencia, intimidación o dolo.
  • Objeto: pueden ser objeto de contratos todas las cosas que no están fuera del comercio humano, aun las futuras. Pueden ser igualmente objeto de contrato todos los servicios que no sean contrarios a las leyes o a las buenas costumbres.
  • Causa: en los contratos onerosos (como la compraventa), se entiende por causa, para cada parte contratante, la entrega o promesa de una cosa o servicio por la otra parte; en los de pura beneficencia (ej. el de donación), la mera liberalidad del bienhechor.
  • Forma: en algunos contratos es posible que se exija una forma específica de celebración. Por ejemplo, puede ser necesaria la forma escrita, la firma ante notario o ante testigos, etc.

Estos elementos son importantes ya que ninguna de estas debe faltar, y si así fuera el caso mencionarlo y corregirlo.

El contrato tiene por finalidad "crear, modificar, transferir y extinguir" obligaciones, derechos reales y derechos intelectuales.

Se entiende por autonomía de la voluntad la posibilidad de que los sujetos se den a sí mismo normas que rijan sus relaciones jurídicas privadas.

Los contratantes pueden establecer los pactos, cláusulas y condiciones que tengan por conveniente, siempre que no sean contrarios a las leyes, la moral ni al orden público.

Tipos de contratos:

a) El contrato o pacto colectivo, del que es ejemplo característico los convenios colectivos laborales. Es un negocio jurídico que constituye una confluencia de intereses. Declaración de dos o más partes que tienen intereses contrapuestos.

b) Los denominados contratos-tipo, que ofrecen el esquema concreto del contrato individual, consignados frecuentemente en modelos o formularios impresos. Se hallan figuras de contrato-tipo en materia de seguros marítimos y seguros de daños.

c) Los contratos de adhesión, son aquellos en que el contenido o condiciones de la reglamentación son obra de una sola de las partes, de tal modo que el otro contrayente no presta colaboración alguna a la formación del contenido contractual. Ejemplo de este tipo de contratos son los de seguros, transportes, suministros de agua, contratación bancaria.

Sin embargo, conviene diferenciar dos fenómenos. El primero se produce cuando todas las cláusulas han sido puestas en conocimiento de los interesados en que éstos dan su conformidad. El segundo se da cuando las condiciones generales han quedado fuera del contrato y el contratante parece adherirse a ellas. Esta distinción ha permitido doctrinalmente separar que son contratos de adhesión (los primeros) y lo que son condiciones generales de la contratación (las segundas)

CONTRATACIÓN ELECTRÓNICA

Los contratos por vía electrónica producirán todos los efectos previstos por el ordenamiento jurídico, cuando concurra el consentimiento y demás requisitos necesarios para su validez.

Los contratos electrónicos se regirán por lo dispuesto en el título IV de esta ley, por los Códigos Civil y de comercio y por las restantes normas civiles o mercantiles sobre contratos, en especial, las normas de protección de los consumidores y usuarios y de ordenación de la actividad comercial. Para que sea válida la celebración de estos contratos no será necesario el acuerdo previo de las partes sobre utilización de medios electrónicos. Siempre que el contrato o cualquier información relacionada con el mismo consten por escrito, este requisito se entenderá satisfecho si el contrato o la información se contienen en un soporte electrónico

La Prueba de la celebración de estos contratos y la de las obligaciones que tienen su origen en ellos se sujetarán a las reglas generales del ordenamiento jurídico y, en su caso, a lo establecido en la legislación sobre firma electrónica. En todo caso, el soporte en que conste un contrato celebrado por vía electrónica será admisible en juicio como prueba documental.

En cuanto a las obligaciones previas al inicio del procedimiento de contratación electrónica, además del cumplimiento de los requisitos en materia de información, el prestador de servicios que realice actividades de contratación electrónica tendrá la obligación de informar al destinatario de manera clara, comprensible e inequívoca, y antes de iniciar el procedimiento de contratación, sobre los siguientes extremos:

a)        Los distintos trámites que deben seguirse para celebrar el contrato.

b)        Si el prestador va a archivar el documento electrónico en que se formalice el contrato y si este va a ser accesible.

c)         Los medios técnicos que pone a su disposición para identificar y corregir errores en la introducción de datos.

d)        La lengua en que podrá formalizarse el contrato.

El prestador no tendrá obligación de facilitar la información antes indicada cuando ambos contratantes así lo acuerden y ninguno de ellos tenga la consideración de consumidor; o cuando el contrato se haya celebrado exclusivamente mediante intercambio de correo electrónico u otro tipo de comunicación electrónica equivalente, cuando estos medios no sean empleados con el exclusivo propósito de eludir el cumplimiento de tal obligación.

Sin perjuicio de lo dispuesto en la legislación específica, las ofertas o propuestas de contratación por vía electrónica serán validas durante el periodo que fije el oferente, o en su defecto, durante el tiempo que permanezcan accesibles a los destinatarios del servicio. Además con carácter previo al inicio del procedimiento de contratación, el prestador de servicios deberá poner a disposición del destinatario las condiciones generales que, en su caso, deba sujetarse el contrato, de manera que éstas puedan ser almacenadas y reproducidas por el destinatario.

En cuanto a la información posterior a la celebración del contrato, el oferente está obligado a confirmar la recepción de la aceptación al que la hizo por alguno de los siguientes medios:

  • El envío de un acuse de recibo por correo electrónico u otro medio de comunicación directa a la dirección que haya señalado, en el plazo de las 24 horas siguientes a la recepción de la aceptación, o
  • La confirmación, por un medio equivalente al utilizado en el procedimiento, de la aceptación recibida, tan pronto como el aceptante haya completado dicho procedimiento, siempre que la confirmación pueda ser archivada.

Se entenderá  que se ha recibido la aceptación y su confirmación cuando las partes a que se dirijan puedan tener constancia de ello.

No será necesario confirmar la recepción de la aceptación de una oferta cuando ambos contratantes así lo acuerden y ninguno de ellos tenga la consideración de consumidor; o cuando el contrato se haya celebrado exclusivamente mediante intercambio de correo electrónico u otro tipo de comunicación electrónica equivalente, cuando estos medios no sean empleados con el exclusivo propósito de eludir el cumplimiento de tal obligación.

Por ultimo, en cuanto al lugar de celebración del contrato por vía electrónica en los que intervenga como parte un consumidor se presumirán celebrados en el lugar en que éste tenga su residencia habitual. Los celebrados entre empresarios o profesionales, en defecto de pacto entre las partes, se presumirán celebrados en el lugar en que esté establecido el prestador de servicios.

Fecha: 26-11-08



El contrato tiene por finalidad "crear, modificar, transferir y extinguir" obligaciones, derechos reales y derechos intelectuales.



* La redacción es conformada por expertos en varias áreas que monitorean e investigan los temas que usted necesita.  
www.emprendaria.com  

Compartir esta nota en las redes sociales
Nosotros Contáctanos Políticas